Brought to you by
Share on

Tarta Púrpura

Aporte Aproximado: 10,1 UI. de Vit. D/porción 292,5 mg. de Calcio (asimilable)/porción.

La Tarta Púrpura es una tarta basada en remolacha, de ahí su color. Su preparación es sencilla y resulta en un plato sabroso y colorido.

Ingredientes (cuatro porciones):

  • Tapa para tarta - 1 unidad (ver recetario o bien reemplazar por marcas comerciales de harinas integrales o blanca sin grasas trans).
  • Remolacha - 500 g.
  • Queso por salut - 100 g.
  • Espinaca - 500 g.
  • Semillas de girasol - 50 g.
  • Semillas de sésamo molidas - 50 g.
  • Sal.
  • Pimienta.

Ingredientes (para la masa):

  • Harina - 400 g.
  • Margarina 0% Trans - 30 g.
  • Agua fría - 170 cm3.
  • Polvo para hornear - 10 g.

Preparación:

Pelar las remolachas, cortarlas en cubos y colocarlas en una olla con agua fría. Llevar a fuego y dejar cocinar unos 15 minutos a partir de que rompe el hervor. Para verificar si están cocidas simplemente será necesario pincharlas: deben tener consistencia muy blanda. Cuando estén cocidas no desechar el agua hirviendo, aprovecharla para sumergir durante tan sólo uno o dos minutos las hojas de espinaca.

La cocción de la remolacha (sin trozar, ni pelar) puede también realizarse en horno microondas, en un recipiente con tapa, cubriendo con agua hasta la mitad del vegetal, en dos tiempos de 15-20 minutos cada uno, rotando las remolachas cada vez).

Escurrir la remolacha, dejarla enfriar y pisarla para formar un puré. O bien si la cocción se realizó en microondas, pelarlas, trozarlas y procesarlas.

Mientras tanto, disponer la tapa para tarta sobre una placa circular para horno y pincharla con un tenedor. Esto ayudará a que la masa no se contraiga cuando reciba calor. Luego llevar a horno medio durante 10 o 15 minutos, hasta que la masa se ponga blanca y esté a punto de empezar a tomar color dorado.

Este paso es muy importante respetarlo ya que si no la masa totalmente cruda se humedecería con el relleno y nunca quedaría cocida.

Una vez que la masa está blanqueada o precocida formar sobre ella una capa de hojas de espinaca. Adicionar sal y pimienta y una capa de 1 cm de espesor de puré de remolacha. Luego el queso cortado en fetas, otra capa de espinaca, un poco más de sal y pimienta y finalmente el restante del puré de remolacha. Por encima rociar las semillas y llevar a horno medio durante 10 minutos más hasta que la masa esté dorada.

Una buena opción puede ser agregar al relleno cubos de pollo salteados, para lo que será necesario utilizar menos remolachas.

Preparación de la masa:

Para la masa, volcar la harina en un bol (tamizándola, en lo posible) y formar un hueco en el centro. En él introducir parte del agua y de la margarina y empezar a unir. Introducir la sal y el polvo para hornear y el resto de los ingredientes y amasar. Debe lograrse una masa uniforme que no se adhiera al bol. Reservar.